¿Cómo puede ayudar la musicoterapia a nuestros niños?

¿Cómo puede ayudar la musicoterapia a nuestros niños?

La musicoterapia es una profesión que focaliza su accionar en el manejo de la música y sus elementos: SONIDO, RITMO, MELODÍA Y ARMONÍA.
Es realizada por un musicoterapeuta calificado, y se utiliza para facilitar el cumplimiento de algunas metas terapéuticas, promover la comunicación, mejorar las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales,
espirituales y cognitivas del paciente con su entorno.

Su metodología se basa en EXPERIENCIAS ACTIVAS Y RECEPTIVAS con instrumentos
musicales, objetos sonoros, juegos sonoro-corporales, canto y ejercicios con música editada. 

Existe evidencia a nivel internacional sobre la efectividad de la musicoterapia en diferentes ámbitos de la salud y condiciones médicas, especialmente en áreas relacionadas con la NEUROLOGÍA, NEONATOLOGÍA, MANEJO DE DOLOR AGUDO Y CRÓNICO, MEDICINA FÍSICA Y REHABILITACIÓN, PSIQUIATRÍA, PEDIATRÍA, TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA, ONCOLOGÍA, CUIDADOS PALIATIVOS,  entre otros…

Las principales áreas de impacto de la musicoterapia son
FÍSICO/CORPORAL: Estabilización signos vitales, manejo de síntomas somáticos, sedoanalgesia, movilización precoz, terapias de kinesiología, manejo de la percepción del olor agudo y crónico, manejo de afasias.

PSICOLÓGICO: Manejo de ansiedad y depresión, estados de agitación psicomotora, distrés emocional, problemas de conducta, inhibición del duelo, dificultades en la comunicación y expresión emocional.

MENTAL: Estimulación y rehabilitación neurocognitiva, recuperación de habilidades comunicativas y de expresión.

FAMILIAR/SOCIAL: Fortalecimiento del vínculo y comunicación paciente y familia.

BIENESTAR ESPIRITUAL: Abordaje de las necesidades emocionales del paciente, reconocimiento y registro de emociones en un espacio seguro para la expresión, conexión con uno mismo y con lo trascendental.

Las consultas pueden ser individuales o familiares.


Patricia Lallana

Pediatra

Sin comentarios

Escribir comentario